jueves, 26 de marzo de 2009

Almerares y Manzano: cello y piano en la noche del Argentino



La oportunidad es única: cello y piano en un repertorio fantástico: Mendelssohn, Schumann, Rachmaninoff. ¿El lugar?: la sala Astor Piazzolla del Teatro Argentino. Hoy, a las 20, con la actuación de Viviana Almerares en violoncello y Laura Manzano en piano, ofrecerán un programa integrado por Canción sin palabras, en Re mayor, Op. 19, de Félix Mendelssohn; Piezas de fantasía, Op. 73, de Robert Schumann, y Sonata para violoncello y piano, Op. 19, de Sergei Rachmaninoff.
Para quienes aún no las conozcan, Viviana Almerares es fiel represante de una tradición familiar de músicos. Sus maestros en violoncello fueron Jorge Almerares, Claudio Baraviera y Pablo Romero. Por su particular manera de entender la música, recibió una beca de la Fundación Antorchas y el primer premio en el concurso realizado por la Orquesta Sinfónica de Bahía Blanca. Poco después, ganó el certamen del Primer Festival de Música Clásica Sognare Musica Internazionale, lo que le permitió que su arte fuera apreciado en Roma, Florencia, Pescara y Chieti-Sardegna. Continuó su gira por Inglaterra. Fue solista en destacadas salas del país e integró la orquesta Sinfónica Nacional, los cuerpos estables del Colón y el Argentino, la orquesta de Cámara Mayo y el Trío San Telmo. Es suplente solista de la Orquesta de Cámara de la Municipalidad de La Plata y actúa en conciertos junto a su padre, quien integra el prestigioso Cuarteto Almerares.
Laura Manzano inició sus estudios de piano con Lilia Manzano y los continuó con Elsa Carranza en el Conservatorio Gilardo Gilardi. Allí se recibió de Profesora Superior de Piano. Pero había más. Y buscó perfeccionarse con Alejandro Ntaca, Carmen Scalcione y Manuel Rego. Fue becada por Antorchas y realizó cursos de música de cámara con Bondar, Spiller, Kroepfl y Videla. Como becaria de la Fundación Música de Cámara fue alumna de Opitz. En 1997, el Fondo Nacional de las Artes le otorgó una nueva beca de estudios. Participó en cursos de grandes maestros nacionales y extranjeros. En 1995 ganó el Concurso del Ciclo de Solistas Argentinos y en 1996 fue finalista del Concurso de Música Chernobyl-Unesco. En 1997, obtuvo en Necochea la Medalla de Oro como mejor intérprete de obras de Alberto Williams. Actuó como solista o integrante de grupos de cámara en Capital, La Plata y el interior del país. En 1994, participó en Boston de las clases dictadas por Stephen Drury. En Barcelona fue solista junto a la Orquesta de Cámara de Vic, dirigida por Jordi Mora. En España también asistió, entre los años 1998 y 2005, a las clases de piano, música de cámara y música española de Albert Attenelle, Jordi Mora, Josep Colom, Manuel Carra y Antonio Iglesias.

Publicada en la sección Cultura del diario Diagonales, de La Plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada