lunes, 6 de abril de 2009

Artistas platenses tras el millón de dólares... imaginarios



Por Miguel Graziano
Empezaron con una campaña que llamaron "dibujar hasta morir" y así fue como se encontraron con la necesidad de exponer mil dibujos. Los Corazones de Bully, artistas platenses que son como perros que corren detrás de un auto (y que no sabrían qué hacer si lo alcanzaran), se meten en un stand en el Arte BA (en mayo) con la intención de "vender" sus 1000 obras a 1000 dólares cada una y juntar un millón de dólares. Aunque no se trate más que de un juego. Y el millón de dólares sea imaginario.
–No entiendo, ¿quieren o no el millón de dólares?
–No importa el dinero... lo que importa es enviar el mensaje: Todo puede arder-, explicó Antolín, Bully, cantautor y poeta platense.
–Sigo sin entender...
–Es que el objetivo de Los Bullys es completamente aleatorio; se convierte en un terreno de resistencia y reapropiación de lo establecido. El millón de dólares es nuestro objetivo ahora, en tanto lo es para los organizadores y participantes de la ArteBA, que no es más que una feria hecha para vender arte. Resaltar ese objetivo hasta el límite de lo inalcanzable lo convierte en una broma. Nuestro objetivo real no es el dinero, es la crítica bromista del galerismo. De ahí que Corazones de Bully se autodefine como una “truchigalería de arte”, algo que al ser poco serio puede permitirse libertades que la “oficialidad” del circuito artístico no prevé límites más allá de lo “profesional”.
Corazones de Bully es un colectivo de artistas plásticos, músicos y poetas. Los primeros se encargan de conseguir un lugar y pensar en una intervención, para sumar luego a los otros dos grupos, aunque hay individuos que forman parte de los plásticos y los músicos, o los plásticos y los poetas. Para no hablar de los músicos poetas y los poetas músicos.
Bares, teatros, casas y –alguna vez– una escuela abandonada, sirvieron de sede para las actividades del colectivo, cuyo objeto puede ser una instalación, ambientaciones, performances o videos de arte.
El primer acto del proyecto que ahora llevarán a Arte BA surgió cuando se plantearon una obra colectiva, exagerado y perfecta, para lo que lanzaron "la campaña de los 1000 dibujos Bullys" bajo el slogan "dibujar hasta morir".
Para la segunda parte del proyecto, agregarán una propuesta comercial, poniendo a las obras un valor económico. Un empleado en mangas de camisa, detrás de un escritorio, con visera y máquina de calcular en mano, recibirá a los visitantes del stand platense de Arte BA.
–¿Cómo se les ocurrió pedir mil dólares por obra?
–Partimos de un argumento sencillo 1000 x 1000= 1000000. El objetivo es conseguir un millón de dólares. Cada comprador de uno de los mil dibujos tendrá la prueba material del millón que nació del amor.
En la propuesta que enviaron al Barrio joven Chandón –en Arte BA–, Los Bullys aseguraron que el sistema de legitimación artístico está "digitado por bravucones abusivos sin corazón y con los bolsillos repletos", por lo que las críticas son permitidas en el evento, en el que los platenses aportan lo suyo para crear "un mundo más libre y más justo", según las proclamas en las que también exaltan la famosa frase del Guasón interpretado por Heath Ledger: "Soy como un perro detrás de un coche, si lo logró alcanzar, no sé que hacer con él, yo sólo hago las cosas".

Jóvenes hiperactivos
Los Bullys no paran. Creativos e hiperactivos, en esta secuencia de presentación en arte BA actúan bajo la dirección de Andrés Olgiatti, la producción de Paula Domenech y la prensa de David Pinsón. Ellos son: Antolín (cantautor y poeta), Santiago Alcaráz (ex cantante de Atmosferia y actual cantautor conocido también como "Chico Ninguno"), Natalia Deangelis, Eugenia de los Santos (cantante de Campeón Mundial), Maite Doeswijk (cantante de My-te y sus linternas verdes), Julia Dron, Santicasiasesino (cantante de Las Culebras), Javier Cereceda (cantautor conocido también como "Javi Punga"), Andrés D'onofrio (co-director del estudio de diseño Dosveiniuno), Verónica Farina, Reno González (cantautor solista, cantante de Reno y los castores cósmicos y también escritor), Romina Iglesias (diseñadora de su marca de ropa Cassette Virgen), Laura Mercapide (cantautora conocida también como "Todo Terreno"), Gastón Olmos (baterista de 107 Faunos y co-director del estudio de diseño Dosveiniuno), Martín Osuna, Laura Pires, Guillermo Ruiz Díaz (baterista de Él Mató a un Policía Motorizado), Mora Sánchez Viamonte (tecladista de 107 Faunos y diseñadora de su marca de ropa Benitez), Sol Severina, Javier Sisti Ripoll (cantante de 107 Faunos y poeta), Gerardo Suárez, Amparo Villareal y Patricio Ferreyra Sen (cantante de Les Barrilets).

Arte BA
Los Bullys fueron seleccionados para participar del espacio joven de Arte BA, que promociona Chandon, por un jurado que apostó a los proyectos muy jóvenes en los que percibieron “una posible renovación de dos movimientos importantes que tuvo nuestra escena en la última década: el espacio-obra gestionado por artistas y el trabajo colectivo”.
Además de los platenses, con este mismo criterio, fueron seleccionados Salames al Futuro, de Mendoza, y Cala-Gogó, de Bahía Blanca.
El Comité de Selección de Barrio Joven Chandon, que estuvo integrado por Daniel Abate, Helmut Batista (de Brasil) y Javier Villa, también eligió para el espacio a los tejidos de Guido Yannito (La Guarda Espacio de Artes Visuales, de Salta), las vírgenes bordadas de Mati Obregón y los murales de temas cinematográficos de José Olivera, cuyas obras “recuperan, mediante estrategias contemporáneas, técnicas y dispositivos tradicionales de diversas localías”.
Además, se suman al barrio “la obra de Amautalab que fusiona escultura, tejido, performance, cine y libro, entre otros, utilizando como estrategia la presentación del proyecto en diversos circuitos –cine, arte o publicidad–, y del grupo Doma que reapareció en 2008 con espacio propio, presentando a un grupo de creadores que suele caminar por un circuito paralelo al de las artes visuales”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada