viernes, 17 de abril de 2009

José Carbajal, por la vuelta


Por Miguel Russo
"No vengo a La Plata desde 2004, un montón, ¿no? Ya era tiempo de ir", dice José Carbajal, el Sabalero, con su inconfundible voz ronca. Llega el sábado desde Uruguay para presentarse en el teatro Luz y Fuerza (3 entre 41 y 42) a las 21.30.
–¿Viene con nuevo disco?
–Tengo un disco nuevo, La Viuda, con letras de Higinio Mena, pero no salió en la Argentina. ¿Podría llevarlo, no? Sería una tarea más a tener en cuenta. El show no será la presentación de este disco. Voy a hacer temas de toda mi carrera. Incluso algunas canciones que no están grabadas o que fueron editadas en vinilo y nunca pasadas a cd. Hay algunas que están en aquel remoto ancestro del disco que eran los vinilos dobles: dos temas por lado.
–Por lo menos no los tiene en los viejos discos de pasta de 78 RPM...
–Claro, no soy tan viejo. Pero esos temas que no están grabados, los cantaremos para todos.
–¿No hay manera de digitalizar esos temas?
–Vamos a hacer una suerte de memoria de aquellos temas viejos. Temas que pasaron desapercibidos y fuimos reflotando en los sucesivos recitales en la sala Zitarrosa de Uruguay en el mes de febrero.
–¿Por qué pasaron desapercibidos?
–Cuando aparece un disco, rompen todo el día con un tema o dos. Y los demás se van perdiendo, olvidando. Muy de vez en cuando, hay algún operador o un disck jockey medio loco que los pasa, pero esos otros temas están condenados de antemano. Hay gente que me pregunta si son nuevos. Qué van a ser nuevos, tienen como 40 años. El tema disco está complicado con esto de las bajadas de Internet. Habría que encontrar la manera de venderlos por la red, ya que tiene bajo costo.
–Pero, ¿de qué viviría el músico sin la venta de discos?
–Ningún músico vive de los discos, vive de los shows. Los discos son objetos de difusión que sirven para juntar yoda la guita de las ventas, comprarte una botella de algo para fin de año.
–¿Le gusta más estar arriba del escenario que grabar?
–Grabar es una anécdota permanente entre los músicos y los técnicos. Por ejemplo: en la última grabación, inventé la letra introductoria de "A mi gente". Ya estaba podrido de decir siempre lo mismo y empecé a improvisar y quedó. El escenario tiene el sudor, le miedo ante la falta de red, las luces, el anonimato del público hasta que estalla el aplauso o el silbido, la complicidad, el compromiso.
–Hablando de compromiso, ¿cómo ve la actualidad política del Uruguay?
–Entreverada, en plenas campañas: de las internas y las generales, en las cuales hay más respeto, pero está más picada. El Frente Amplio sabe que va a ganar. Y la derecha también lo sabe. Por lo tanto, empieza la campaña contra el Pepe Mujica, para que no gane las internas. Ya se juntaron blancos y colorados en un mismo montón tirando contra el Pepe. Entonces, la izquierda acusa de neoliberalismo a los de derecha y la derecha levanta un cuco que hace muchísimo años que ya no se usa: el comunismo. El asunto es que va a estar muy difícil el resultado. Ojalá que el Frente gane en primera vuelta.
–¿Por simple simpatía o por alguna otra cosa?
–Porque si hay segunda vuelta la división en dos de la sociedad puede ser peligrosa. Hubo algunas escisiones en el Frente, de modo que hay grupos que no votarán por el FA en la primera vuelta, pero sí en la segunda, para que no gane la derecha. Y blancos y colorados, que van separados en la primera, se unirán en la segunda.
–¿Hay indecisión en la sociedad?
–No la hay entre derecha o izquierda. Sí la hay entre los distintos grupos. Pero no hay dudas porque no hay propuestas nuevas en la derecha. Aunque el Pepe tenga 74 años, su propuesta es mucho más joven que la de blancos y colorados, que no tienen nada más que recesión y hambre. Lo bueno es que no haya esa agresión que tienen en otros países en las campañas electorales. La iglesia no interviene, cosa que le debemos a Batlle con la separación de la iglesia y el Estado. Le debemos mucho a Batlle: fue uno de los más grandes estadistas del Uruguay. Gobernó con todos, que es lo mismo que quiere el Frente.
–¿Hace campaña?
–No. Voy a votar por el Frente y voy a votar por el Pepe. Soy un ciudadano más que vota. Mi compromiso está ahí, y con la gente y con la canción. En esa relación dejo todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada