jueves, 2 de abril de 2009

Coplanacu llega mañana al Coliseo Podestá



Por Lucía Zapata
El dúo Coplanacu sube mañana a partir de las 22 al escenario del Coliseo Podestá (10 e/ 46 y 47). Julio Paz y Roberto Cantos se conocieron en la década del ‘80 en Córdoba, "en la movida de las peñas, lugares chicos donde se guitarreaba. Nos juntamos de manera improvisada, bastante informal diría, y de a poco fue cobrando otra dimensión, y acá estamos todavía", arranca Roberto, mientras saluda a un conductor que pasa por calle 10 y estira la cabeza para darles la bienvenida a la ciudad con un "aguante los Copla".
El nombre del dúo surgió dos meses después de que los músicos se unieron: "Yo tenía un diccionario quechua, porque nosotros sabemos sólo algunas palabras y vi nacu, después le sumamos copla y la palabra compuesta tenía lindo sonido. Uno nunca sabe qué va a pasar con esas cosas, pero pegó y es el nombre con el cual se nos identifica", contó Roberto. Para los que no tienen el diccionario, como en su momento lo tuvieron Julio y Roberto, el sufijo “nacu” da idea de reciprocidad, encuentro, comunicación y ellos le agregaron el término copla "como célula de nuestro cancionero".
–Presentan su disco TaqueTuyoj, ¿qué los inspiró para hacerlo?
Julio: –Es una historia larga. El nombre proviene de un lugar, que es un paraje en el corazón de Santiago. Cuando pasás por la Ruta 9 hay unas salinas y ahí se halla un paraje de 4 o 5 casas, Taque Tuyoj, donde viven artesanos, sobre todo teleras, y esa es su forma de vida de hace mucho tiempo. Tejen mantas, que realmente representan una tejeduría con mucha identidad de Santiago, pero fundamentalmente las tejedoras son muy emprendedoras, valientes y alegres para enfrentar la vida de ahí, criar sus hijos, a su familia y tener una actitud muy fuerte como mujeres. A nosotros nos ha gustado mucho todo lo que ellas desarrollan, y nos contactamos con ellas a partir de un festival muy lindo que se hizo en el medio de la salina. Esa experiencia nos partió el alma, nos encantó, y nos impactó tanto que le pusimos al disco TaqueTuyoj. También hay un tema directo para ellas, para las tejedoras. Es muy particular lo que a una persona le pasa caundo pasa por ahí, y ve una manta, porque es un retrato del colorido del lugar: del monte, de las flores, de la sutileza y del paisaje humano.
Además de tocar los temas de su último disco, los Copla van a cantar "temas de gente que admiramos nosotros desde siempre", según las palabras de Julio, quien ejemplificó que "hoy por hoy, si a los chicos le nombrás a Violeta Parra no saben quién es, y es una institución de nuestra música popular latinoamericana, y es interesante que obras como ‘Volver a los 17’ pueda escucharla un joven, porque tiene una delicadeza y una profundidad en la letra, en lo poético, que es una definición de la música popular. También supongo que vamos a cantar algunos clásicos, lo que intercambiemos con la gente".
En medio de la entrevista con el dúo, se acercó un hombre con papel y lapicera y se dirigió a los dos hombres diciendo: "El cholulaje puede más que yo. ¿No me firman para mi señora Silvia que es súper fanática?". Los Copla estamparon su firma y saludaron al señor con un "listo chango, nos vemos el viernes".
–¿Qué sienten ustedes cuando la gente se acerca a demostrarles su afecto?
Roberto: –Es muy lindo, sentimos que es un acto afectuoso, no nos creemos lo de la admiración y no nos situamos por sobre la gente o lejos, sino todo lo contrario. Queremos que sea un acto simple como éste: que te pidan un autógrafo o una foto, y tiene que ver con el afecto y no con el talento que podamos tener. Y es una cosa muy compartida, porque nosotros tratamos de devolver lo que nos dan. Es lindo que lo que uno hace le llegue a la gente, le sirva y los conmueva.
Sobre el tipo de música que escuchan en la actualidad, Roberto contó que le gusta todo lo que tenga que ver con los folclores de cualquier parte del mundo: “Escucho flamenco, jazz, folclore latinoamericano, todo lo que hable del hombre formando parte de su paisaje. En mi caso escucho lo que me conmueve”. Mientras que Julio se siente conmovido por "la cosa pasional. Que venga de cualquier lugar del mundo y de cualquier género: desde el rock al hip hop. Donde veo que hay pasión y una cosa verdadera, eso me conmueve y me hace sentir bien escuchándolo. He escuchado Limp Bizkit y Yo Yo Ma, que es un violoncelista, tocando él y cantando Rosa Paso. Me gustan muchos tipos de música, pero fundamentalmente, prefiero lo que se lee verdadero".
–¿Y cómo leen ustedes a la música que hacen?
Julio: –La leo como que más allá de que le guste o no a alguien, es verdadera. No podemos cantar algo que no sea desde la verdad, lo que hacemos o sale verdadero o no sale.
Para finalizar, Roberto adelantó qué es lo que ellos quieren que suceda en el reencuentro con el público platense: "Esperamos que se arme una fiesta. Nosotros disfrutamos mucho de la participación de la gente cantando y bailando. Nos parece mucho más importante compartir estas canciones que proponerlas, porque lo que cantamos nos pertenecen a todos, o por lo menos llevan esa intención, que cada persona las tome, las incorpore y forme parte de su bagaje, para eso cantamos, para compartir. Nuestra expectativa es la de siempre: que se arme una cosa cálida, intensa, donde las canciones sean las verdaderas protagonistas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada